Emergencia las 24 horas: +(502) 22795000 ext 1911

|

  • ¡Llama hoy!

    +(502) 2279-5000
  • 3ra calle 10-71 z15

    Colonia Tecún Uman
  • WhatsApp

    4359-9184

El Síndrome Premenstrual

Conocer sobre este síndrome es importante ya que afecta la salud de millones de mujeres alrededor del mundo, provocando efectos negativos en su calidad de vida. Este trastorno puede presentarse desde la primera menstruación o menarquía e incluso hasta la menopausia. Los síntomas varían de intensidad, desde síntomas leves a severos.

¿Cómo se define el Síndrome Premenstrual?

Se define como un conjunto de síntomas tanto emocionales como físicos que se presentan los días antes de que llegue la regla, suelen mejorar con la aparición del ciclo, y en algunos casos persisten durante la menstruación.

Existe otra patología más grave llamada Trastorno Disfórico Premenstrual, y en este caso las pacientes presentan síntomas psicológicos graves, y se considera como una variante de la depresión. Son pacientes que tienen mayor riesgo de presentar cuadros importantes depresivos y riesgo de depresión postparto.

¿Qué ocasiona el Síndrome Premenstrual?

Debido a la diversidad de sus síntomas es posible que no exista una causa única, sin embargo, su origen se relaciona principalmente con los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual, sobre todo en la fase final del ciclo (déficit de progesterona y exceso de estrógenos).

También se considera que las deficiencias nutricionales favorecen a este síndrome, como la deficiencia de vitamina B6, vitamina E, calcio, magnesio, entre otras.

Y además, se asocia a factores emocionales como estrés crónico y ansiedad, pacientes en estados importantes de estrés presentarán frecuentemente alteraciones del ciclo menstrual, y síntomas más intensos del mismo.

¿Cómo se diagnóstica el Síndrome Premenstrual?

Mediante la evaluación médica y entrevista debemos descartar que la paciente no presente alguna enfermedad especifica que ocasione los síntomas. Los síntomas deben cumplir ciertas características como lo son: los estar presentes durante los 5 días antes del periodo, por lo menos en tres ciclos menstruales consecutivos, terminar al cabo de 4 días del comienzo del periodo, y el punto más importante a remarcar es que interfirieren con las actividades cotidianas de la paciente, llegando hasta imposibilitar el desempeño de estas.

¿Cuáles son los principales síntomas físicos y psicológicos del Síndrome Premenstrual?

Los síntomas físicos son: • Dolor en las articulaciones, dolor muscular, dolor de espalda. • Sensibilidad o dolor en senos. • Distensión abdominal. • Cefalea. • Trastornos de la piel. • Aumento de peso. • Edema en extremidades (manos, pies, o ambos).

Los Síntomas psicológicos y conductuales son: • Cambios en el apetito, comer en exceso, o los antojos de alimentos específicos. • Fatiga, letargo, falta de energía. • Los cambios de humor (tristeza, llanto, aumento de la sensibilidad al rechazo). • Irritabilidad. • Ira. • Trastornos del sueño. • Inquietud. • Falta de concentración. • •Aislamiento social. • La falta de interés en actividades usuales. • Soledad. • Ansiedad. • Estado de ánimo depresivo. • Confusión. • Tensión. • Desesperación.

¿Cuál es el tratamiento del Síndrome Premenstrual?

El tratamiento para cada paciente dependerá de la gravedad de los síntomas, e incluso debe ser en conjunto con médicos psiquiatras en casos de pacientes con afección severa emocional.

¿Qué puedes hacer para mejorar los síntomas de tu ciclo menstrual? El tratamiento de los casos leves y moderados se deben enfocar en cambios en el estilo de vida, como, por ejemplo:

  • Inicia una rutina de ejercicios, principalmente ejercicio aeróbico, como mínimo 30 minutos 3 veces por semana. El ejercicio es el mejor antidepresivo y ansiolítico que puedas utilizar
  • Una dieta saludable, alta en frutas y verduras, y baja en carbohidratos simples o pan, galletas, pastas, dulces, pasteles, azúcar, etc. Reduce el consumo de sal, alcohol y café.
  • Una dieta saludable, alta en frutas y verduras, y baja en carbohidratos simples o pan, galletas, pastas, dulces, pasteles, azúcar, etc. Reduce el consumo de sal, alcohol y café.
  • Duerme lo necesario cada día, y practica técnicas de relajación, busca actividades que disfrutes realizar.

De ser necesario se utilizarán medicamentos para aliviar los síntomas, y se derivará a tratamiento psicológico.

Lo importante es identificar si te encuentras padeciendo este síndrome, saber que puedes pasar esos días de una mejor manera, enfocarte en iniciar a realizar cambios en tu estilo de vida, que no solo mejorarán los síntomas del ciclo, también te ayudarán a gozar de una mejor salud.

Por: Dra. Karen Abularach