Cuidados y síntomas de alarma segundo trimestre de embarazo

El segundo trimestre se caracteriza por mayor tranquilidad, ya que es probable que las náuseas hayan desparecido, eso te permitirá sentirte más cómoda y mejorar tu estado nutricional, si hubo pérdida de peso en el primer trimestre.  Aún el bebé no pesa lo suficiente para causarte mayor incomodidad lo que permite continuar con tus actividades, y observas emocionada como ha crecido tu abdomen.

 

  • Cualquier síntoma como dolor o hemorragia, dificultad o dolor para orinar, coméntale a tu médico.
  • Debes continuar tu vida tranquila y normal, si no presentas ningún tipo de riesgo. El embarazo no es una enfermedad, es una etapa normal o un proceso fisiológico en nuestra vida, incluye la necesidad de adaptación de cada órgano, y además, un proceso de adaptación emocional.
  • Continúa con los buenos hábitos en todos los aspectos, alimentación, hidratación y tu salud emocional, positiva, tranquila. Adopta estos nuevos y saludable hábitos como parte de tu vida.
  • Identifica tempranamente infecciones vaginales, ya que se pueden asociar a parto prematuro o infecciones del recién nacido, observa cualquier secreción vaginal de color amarilla, verde, gris o aspecto de queso, asociado a prurito vaginal o ardor.
  • Asimismo, realiza ejercicios, nada que te exponga a traumas o golpes en el estómago. Si eres una mama deportista, acostumbrada a una rutina, continúala. Y si no lo eres,  inicia a caminar, trotar o natación. Recuerda los beneficios de la natación, un deporte muy completo, mejorará tu circulación, relajará tu espalda y no hay riesgo de golpes, ni caídas, o daño a tus articulaciones. Los aeróbicos acuáticos son excelentes.
  • Las relaciones sexuales no están prohibidas, a menos que nosotros de médicos te lo mencionemos por alguna razón específica, como en el caso de riesgo de aborto. Deberás ir modificándolas conforme crece el abdomen, a fin de que los dos se sientan cómodos, optando por diferentes posiciones.  El deseo sexual es probable que disminuya, toda tu atención estará centrada en este nuevo proceso, en esta emoción que late en ti.
  • Empieza desde ya los ejercicios de Kegel, ejercicios para preparar el piso pélvico o grupo de músculos que sostiene útero y vejiga, con la finalidad de prevenir incontinencia en etapas más avanzadas de la vida.
  • Utiliza bloqueador solar, recuerda que el embarazo predispone a manchas en la piel de tu rosto o el llamado “Melasma o Cloasma de embarazo”.
  • Aumenta el consumo de agua potable y fibra para prevenir anormalidades en el tránsito intestinal, los cambios del embarazo y sus hormonas te predisponen a estreñimiento, lo cual es normal, pero puedes prevenir con buenos hábitos de hidratación y alimentación alta en fibra.
  • Previene desde ya estrías abdominales, recuerda que también las puedes observar en otras áreas como mamás, muslos, brazos, te ayudará la buena hidratación y crema hidratantes.
  • Acude a tu evaluación dental, el embarazo no es una contraindicación, ya que cualquier complicación o caries inadvertidas se ha comprobado que se asocia a parto prematuro.

Karen Abularach

Ginecología y obstetricia

Más entradas

Fertilidad en Equilibrio

La fertilidad es la capacidad de un ser vivo para reproducirse, permitiendo la concepción y el desarrollo de una nueva vida. En humanos, implica factores biológicos, hormonales y de salud general.

Leer >

“El cáncer fue una segunda oportunidad de vida”

Un sobreviviente de cáncer es una persona que ha enfrentado y superado una dura batalla contra esta enfermedad. A través de su testimonio, encontramos una fuente inagotable de inspiración y esperanza. Su historia nos enseña el poder de la resiliencia, la importancia de la detección temprana y el valor de nunca rendirse.

Leer >

Juntos por la Esperanza: Día de la Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica del sistema nervioso central que afecta el cerebro y la médula espinal. Provoca una interrupción en la comunicación entre el cerebro y el cuerpo, resultando en síntomas como fatiga, debilidad muscular, problemas de equilibrio y visión. No tiene cura, pero existen tratamientos para manejar los síntomas.

Leer >